Esta opción restablece la página de inicio de Radio Comunicativa de Ovallea restauración de reproductores cerrados y las categorías.

Reset Radio Comunicativa de Ovalle homepage

Caso suspendido: Defensa de italiano que atropelló a niña ovallina acude al TC


Alegan que un artículo de la ley obligaría al imputado a cumplir con un año de cárcel, pese a que reúne los requisitos para obtener una pena sustitutiva. En “suspensión del procedimiento” se encuentra el proceso penal llevado adelante tras la muerte de Sofía Guamán, niña de 11 años de edad que murió tras un fatal atropello por parte un ciudadano italiano mientras transitaba hacia El centro de la comuna de Ovalle, en noviembre de 2017.. La causa se ha extendido por casi dos años, con más de un cambio en el camino, y pese a que los Tribunales entregaron un veredicto condenatorio, las penas no podrán cumplirse hasta que el Tribunal Constitucional resuelva una apelación presentada por la defensa del imputado, en relación uno de los artículos de la Ley de Tránsito, sobre el que alegan una supuesta “inconstitucionalidad”.

No fue formalizado por homicidio culposo, sino que por huir del lugar sin brindar auxilio ni dar aviso,  y aceptó un procedimiento abreviado con el que arriesga 5 años de presidio, que en principio podría cumplir en libertad vigilada intensiva, pero que un detalle legal lo obligaría a pasar de manera previa, un año entero de presidio efectivo, es decir, en la cárcel. Por estos días se revisa la apelación y se comienza a configurar la salida judicial del caso, que remeció al Limarí y a la Región de Coquimbo, por la indignación de la ciudadanía que causó le hecho y que incluso repletó la sala del Juzgado de Garantía de Ovalle cuando se llevó adelante la audiencia de formalización. Trágica muerte Eran cerca de las 20:45 horas del 04 de noviembre de 2017, cuando la vida de la familia Guamán González cambió para siempre. Esa tarde Sofía se dirigía al centro de la comuna por calle Manuel Peñafiel, cuando fue víctima de un fatal accidente. El italiano Ángelo Fiorillo, de entonces 38 años de edad, transitaba por el mismo lugar en un furgón blanco, marca Peugeot que había arrendado en la ciudad de Santiago. Mientras conducía atropelló a la niña con la parte frontal del vehículo. No detuvo su marcha, dejándola tendida en la calzada, sin prestar auxilio, ni dar cuenta a la autoridad sobre lo ocurrido, huyendo del lugar. La menor terminó gravemente herida fue ingresada al Hospital de Ovalle y posteriormente trasladada al Hospital San Pablo de Coquimbo, por lo delicado de su estado de salud. El diagnóstico no era favorable: Sofía tenía un TEC severo, contusión pulmonar, politraumatismos, edema cerebral, fractura de fémur y muerte cerebral. Luchó pos su vida durante cinco días completos en el recinto asistencial y los médicos hicieron todo lo posible por estabilizarla y generar avances en su delicado estado de salud cuando aún seguía en riesgo vital, pero finalmente falleció pasadas las 15 horas del 09 de noviembre. Largo proceso Desde entonces se comenzó a buscar al conductor del vehículo. Las cámaras de seguridad fueron calves y lograron captar el recorrido del furgón que conducía Fiorillo. Con las imágenes se logró establecer el antes y después del atropello, identificando al ocupante y junto a otras diligencias de Carabineros, se estableció que había abandonado  la ciudad. El personal de la Tercera Comisaría de Carabineros de Ovalle que atendió el procedimiento dio cuenta a la Fiscalía y esta ordenó a la Policía de Investigaciones dar curso a la búsqueda del conductor del vehículo, con apoyo de Interpol, debido a un inminente peligro de fuga del territorio nacional por parte del imputado. El dueño del vehículo aportó con antecedentes y se logró establecer su domicilio y los posibles lugares a los que pudo haber huido. Un día después de la muerte de Sofía, los policías dieron con su paradero en la comuna de Buin, y tras la audiencia de control de detención, Ángelo fue formalizado por los delitos de homicidio culposo y por huir del lugar del accidente de tránsito sin prestar auxilio ni dar cuenta, con resultado de muerte. 23 meses han pasado desde la muerte de Sofía Guamán (11) de Ovalle. En audiencia se insistió en el peligro de fuga, por lo que el juez de garantía de Ovalle acogió la petición de la Fiscalía de decretar la medida cautelar de prisión preventiva. Fue ingresado al Complejo Penitenciario de La Serena, en Huachalalume, donde pasó meses recluido y se fijó un plazo inicial de 75 días para la investigación. El plazo se extendió, por diferentes diligencias, y tras cuatro meses en prisión, la defensa de Fiorillo logró reemplazar la prisión preventiva por una caución de 5 millones de pesos, con lo que el imputado quedó con arresto domiciliario nocturno, bajo el cual estuvo por más de un año. Ya en calidad de acusado, se logró nuevamente modificar la cautelar, esta vez por firma mensual – que comenzó a contar desde el 18 de junio de 2019- en la Trigésima Sexta Comisaría de Carabineros de La Florida, en la Región Metropolitana, donde el imputado tiene residencia. Fiorillo logró reemplazar la prisión preventiva por una caución de 5 millones de pesos, con lo que el imputado quedó con arresto domiciliario nocturno, bajo el cual estuvo por más de un año. Acercándose la acusación del Ministerio Público, la cautelar fue nuevamente cambiada, esta vez por firma mensual –desde el 18 de junio de 2019- en la Trigésima Sexta Comisaría de Carabineros de La Florida, en la Región Metropolitana, donde el imputado tiene residencia. El recurso ante el Tribunal Constitucional Finalmente la acusación de la Fiscalía no fue por homicidio culposo, sino solo por huir del lugar del accidente de tránsito sin prestar auxilio ni dar cuenta, con resultado de muerte, para lo cual solicitaron una pena de 5 años de presidio menor en su grado máximo, inhabilidad perpetua para conducir y una multa de 20 UTM. Pero conforme pasaba el tiempo se fueron viviendo cambios en medio del proceso, por un lado la familia perdió la representación como querellante en audiencias, debido a que renunció el abogado, y el acusado, por su parte, pasó a contratar una defensa particular, después de haber sido representado por juristas de la Defensoría Penal Pública. Siguieron pasando los meses y el 01 de agosto recién pasado, el abogado Robin Valenzuela, defensor de Fiorillo, ingresó un recurso al Tribunal Constitucional, para indicar que, pese a que su representado cumple con las condiciones establecidas para cumplir la futura sentencia mediante una pena sustitutiva, parte de la legislación impediría llevar a cabo este beneficio. Los reparos del abogado se basan en que su representado cuenta con todos los requisitos para obtener una libertad vigilada intensiva, pero la segunda parte del primer inciso del artículo 196 de la ley 18.290 establece que antes de conseguir una pena sustitutiva, deberá cumplir con un año de presidio efectivo. “Mi representado está a merced de lo que se resuelva en el proceso penal pendiente, aludido en esta presentación, no obstante, como ya hemos dicho, el Ministerio Público ya fijó su pretensión de pena en el libelo acusatorio de 5 años de presidio menor en su grado máximo (…), escenario que conforme a la prognosis de pena que podría enfrentar mi representado, quien no tiene antecedentes penales y ha cooperado sustancialmente al esclarecimiento de los hechos, igualmente es acreedor a la aplicación de libertad vigilada intensiva”, argumentó Valenzuela al TC. Sin embargo, el artículo “obligará a los sentenciadores que tengan que resolver este asunto, a sancionar con la privación de libertad efectiva por un año, antes de iniciar el cumplimiento de pena sustitutiva”, por lo que “si o si se va a ver enfrentado a una aberración jurídica de inconstitucionalidad”, advirtió. En este sentido, la defensa pidió que se declare inaplicable este artículo, ya que “transgrede el principio de proporcionalidad” y “es contraria a los fines establecidos por el derecho para la pena, en cuyos pilares se encuentra la institución de la reinserción social”. “Mandar a la cárcel a todo el mundo no se condice con uno de los principales objetivos de la pena, que es la resocialización”, se lee en el documento. El recurso fue revisado y acogido por el Tribunal Constitucional, por lo que el procedimiento en Garantía fue suspendido, a espera del pronunciamiento que se hará desde el organismo, por lo que actualmente Ángelo Fiorillo se encuentra con las medias cautelares  y se espera que se resuelva durante las próximas semanas.

Fuente: Diario el Día






Deja tu Comentario

Sitio web