Esta opción restablece la página de inicio de Radio Comunicativa de Ovallea restauración de reproductores cerrados y las categorías.

Reset Radio Comunicativa de Ovalle homepage

Fiesta Del Niño Dios De Sotaquí En Ovalle Reunió A Más De 50 Mil Peregrinos


Frío en la mañana y un intenso calor por la tarde recibieron este domingo 7 de enero a los peregrinos que llegaron hasta el Santuario “El Niño Dios” de Sotaquí para encomendarse a su protección en el día de su Fiesta Mayor. Y es que numerosos feligreses, bailes religiosos y devotos celebraron el día principal de la fiesta bajo el lema “Mira que estoy a la puerta y llamo”, alusivo a la pronta venida del Santo Padre Francisco y al espíritu misionero que tanto ha impulsado, iniciándose la festividad con el tradicional traslado de imágenes al sector de Los Paltos.

Durante la tarde, el Arzobispo de La Serena, Monseñor René Rebolledo Salinas, presidió la Eucaristía Solemne de Fiesta,  en la que envió un mensaje a todos los participantes que se dieron cita en el lugar. “Cada año celebramos la Fiesta Grande del Niño Dios de Sotaquí. Es una ocasión extraordinaria en que miles de fieles, provenientes de diversas ciudades y pueblos de nuestro país, manifestamos ante la imagen del Niño nuestra fe, también sentimientos de gratitud y peticiones. Los actos principales son la celebración de la santa Misa y la procesión. Todo ello, nos renueva en la adhesión a Jesucristo, el Mesías, nuestro Salvador”. En la mañana la misa la efectuó  el Obispo Emérito Manuel Donoso.

El Pastor Arquidiocesano convocó a todos los peregrino a vivir con esperanza la visita del Papa Francisco a Chile, que tendrá lugar la próxima semana en las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique. “En esta oportunidad hemos celebrado la Fiesta, prácticamente en vísperas de la Visita del Santo Padre Francisco a nuestro país. Cuando se nos anunció que el Papa nos visitaría, manifesté que su llegada a nuestra patria es un gran don del Señor. Invito a todos a acoger al Santo Padre en su persona, como Vicario de Cristo y Sucesor del Apóstol Pedro, y en su palabra. Él nos brindará, como dice el lema, Mi Paz les Doy, la paz que nos regala Jesucristo, el Príncipe de la Paz. Es también la paz que experimentamos en Sotaquí y que nos entrega el mismo Señor”.

Asimismo, Monseñor Rebolledo manifestó que “deseo a todos los peregrinos que podamos experimentar en Sotaquí el amor y la paz del Señor y que regresemos a nuestros hogares con una disposición muy grande para compartir la paz, custodiarla y vivirla en las más diversas situaciones de cada día”.

Por su parte, el Padre José Antonio López, Rector del Santuario, expresó que “hemos procurado acentuar ese llamado del Santo Padre Francisco, en relación al espíritu misionero que debemos tener como fieles pertenecientes a la Iglesia de Cristo Jesús. En este sentido, nuestro lema de fiesta mira que estoy a la puerta y llamo, nos invita a abrir nuestro corazón al mensaje que nos trae el Vicario de Cristo, orientado a la paz, amor y esperanza. Así, convocamos a los numerosos asistentes a nuestra Fiesta Mayor para que abran su corazón, alimenten su espíritu y renueven su alma”.

Finalmente, Camila López, asistente a la festividad, sostuvo que “para mi familia es importante llegar cada año hasta Sotaquí. EL Niño Dios nos entrega su protección. Nosotros debemos agradecerle con nuestra presencia cada año”.